By P Web Design Company

Comunicación 24 de Abril 2020 - Circular N° 10

 

DE LOS PAGOS Y SITUACIÓN FINANCIERA DE NUESTRO COLEGIO

 

Estimada comunidad educativa: 

    Sin duda que la crisis sanitaria que está viviendo el mundo hoy y de cuya presencia Chile no ha escapado, está provocando para muchas familias y organizaciones un deterioro y aflicciones de tipo económico también. Ello por cierto, está impactando también el quehacer de nuestro colegio. Al respecto les comentamos: 

  1. Ni la interrupción ni el regreso a clases presenciales, son decisiones que han dependido o dependerán de nuestro colegio y de sus autoridades académicas y administrativas. Esta es una decisión del Gobierno y aplicada como es lógico de pensar en una crisis en la que la salud y la vida de las personas está en riesgo. 

  2. Nuestro colegio ante esta suspensión nacional necesaria, ha reaccionado intentando en diferentes fases (tres hasta el momento) morigerar el impacto de no asistir a clases. Hemos repetido recurrentemente que como Colegio, entendemos que la salud mental y física de nuestra comunidad está primero. Que los aprendizajes que probablemente no se estén alcanzando podrán ser conseguidos en un futuro que esperamos se vea en el horizonte cercano. Hemos intentado de manera remota, sostener un ritmo de actividad que sea congruente con la realidad que nos toca vivir. A vuelta de estas “vacaciones” instalaremos la fase 4 con el firme compromiso de acompañar a nuestros estudiantes en su proceso de aprendizaje. 

  3. La comunidad de nuestro establecimiento es heterogénea en muchos sentidos. Desde lo emocional, social, económico, espiritual y cultural nos diferenciamos sustantivamente. Hoy tenemos familias en las que existe un PC por integrante y otras familias en que hay un PC para ser compartido entre cuatro o cinco personas. Hay familias que viven en pleno centro de la ciudad y otras que viven en lugares apartados y cuya ruralidad no permite tener señal adecuada. Hay familias cuyos ingresos no se han visto afectados por esta crisis y otras que definitivamente no perciben ingreso o al menos se han visto muy disminuidos. Por lo tanto en comunidades como éstas, se requiere una alta “cuota de empatía, generosidad y solidaridad”, valores no sólo pedidos desde la institución hacia los integrantes de la comunidad, sino que también requeridos entre los propios miembros de esta familia. 

  4. Las comunidades educativas privadas y particular subvencionadas (especialmente las de financiamiento compartido como la nuestra) tienen distintas realidades y por ello es difícil hacer comparaciones en las formas cómo han enfrentado esta situación. Por ello, estamos todos llamados a “diseñar un plan propio que se haga cargo de necesidades nuestras a partir de la realidad que tenemos”. Las diferencias son relevantes, en ámbitos como énfasis de proyectos educativos, inversiones, niveles de endeudamiento, montos de cobro y dependencia de la subvención estatal, etc. 

  5. Tomando en cuenta exclusivamente nuestra realidad y las posibilidades que tenemos para apoyar en esta crisis a nuestras familias y funcionarios, y al mismo tiempo considerando un apoyo que permita sostener este proyecto educativo en el tiempo, es que hemos decidido algunas acciones a saber:


5.1.- Al hacer el ajuste con la matrícula definitiva en marzo de este año, liberamos fondos que fueron reasignados a familias que a partir de la circular N°6 del 27 de marzo hicieron llegar sus situaciones y realidades que les afectaban. En esta acción logramos reasignar cerca de $ 900.000.- mensuales que irán en apoyo de estas 38 familias alcanzadas por crisis COVID-19 u otras situaciones delicadas. Con ello el colegio entrega un total de becas mensuales cercana a los $ 14.500.000.-  entre febrero y diciembre del año 2020 (una parte de este dinero proviene del Ministerio y otra parte de los ingresos del Colegio). 

5.2.- Analizando los costos que no estamos teniendo o que hemos disminuido por la suspensión de las clases presenciales, como luz, agua, calefacción, fotocopias, eventos escolares, elementos de aseo, entre otros, calculamos que se trata de un monto mensual de $ 5.604.000.- Nos propusimos traspasar ese ahorro a la cuenta mensual de cada alumno del colegio (son 1200 estudiantes) y lo haremos, por lo que se descontará en el mes de abril y mayo esa cifra de la mensualidad de cada estudiante. Así ocurrirá también durante el tiempo que nos encontremos en esta situación sin clases presenciales. Este descuento no es por familia sino por cada estudiante de manera mensual. Se trata de un descuento de $ 4.670 por cada estudiante. 

5.3.- Como cualquier familia en este tiempo, nuestro colegio está optando por postergar compromisos financieros contraídos principalmente con la banca. Esta postergación busca que podamos tener la posibilidad de generar una acción que beneficie a nuestras familias del colegio sin distinción, de manera universal y sin exclusiones. Durante los meses de abril y mayo en principio (situación evaluable en la medida que volvamos a la normalidad)  reduciremos la mensualidad en un 25% para cada estudiante (eso implica $ 27.000.000.- mensuales). Este descuento se aplica al valor real de la mensualidad. Por ejemplo en Educación Parvularia equivale a un descuento de $ 18.897.- mensual, mientras que para los alumnos de E. Básica y E. Media será de $ 22.867.-por cada estudiante. Esta es una acción que como institución implica riesgos y costos asociados no menores, pero que dadas las circunstancias especiales nos vemos conminados éticamente a correr. 

5.4.- Dicho lo anterior entonces, los y las estudiantes de:

E. Parvularia tendrían un descuento total por los meses de abril y mayo (en principio) de
$ 23.567.-(31% del valor de la colegiatura normal)

E. Básica y E. Media tendrán un descuento de $ 27.537.- (30% del valor de la colegiatura normal) 

El descuento que se indica es por alumno y mensual (por ambos meses en principio). Además recordamos que es calculado sin considerar a quienes ya tienen una beca. Por ejemplo: Si un alumno de 5°Básico ya tiene una Beca de 40% está pagando en este momento $ 54.882.-A esa cifra se le descuentan los $ 27.537.- y pagaría por abril y mayo $ 27.345.- por mes.

5.5.-
Confiando absolutamente en la rectitud de nuestros padres y apoderados, como así mismo en su compromiso con este Proyecto Educativo, es que hemos decidido también
no cobrar ningún tipo de interés o multa por pagos atrasados de las mensualidades desde febrero a diciembre, entendiendo que todo este año será un tanto complicado para todos. Creemos que este es un beneficio para quienes están realmente afectados en términos financieros y que por razones justificadas podrían pagar con retraso. 

5.6.- Los descuentos que se señalan se harán efectivos en los meses siguientes para todos quienes ya han pagado abril y mayo. Para quienes han pagado el año completo, se les comunicará también las fechas de devoluciones. Les pedimos un poco de paciencia pues nuestro departamento de finanzas y recaudación está trabajando para que a la brevedad se pueda cuadrar la aplicación de estas medidas. 

5.7.- El detalle de nuestra explicación tiene por objetivo ser transparentes y precisos con los números y costos que es posible traspasar, persiguiendo con ello un nivel de comprensión respecto al origen de estos dineros. Nuestros márgenes de movilidad son estrechos y ello hace incuestionable la importancia que tiene el pago adecuado de cada mensualidad. Sirva como dato al pasar que respecto de febrero (1ª cuota del año) hoy nos encontramos con un 23% de morosidad, con respecto de marzo (2ª cuota del año) tenemos un 32% de morosidad y con respecto abril (3ª cuota del año) tenemos un 46% de morosidad en los pagos de colegiatura. La continuidad de este hermoso y exitoso Proyecto Educativo va de la mano del cumplimiento de los compromisos financieros de las familias de nuestros estudiantes.

   
    Sentimos y creemos que la educación de nuestros hijos e hijas en un establecimiento educacional, requiere de un sentido de la solidaridad bien reconocido. La educación de un o una estudiante es apoyada por la participación de otra familia. En otras palabras, el unir esfuerzos hace posible financiar la educación de nuestros hijos e hijas. Esto también funciona en el sentido contrario. Cuando no participamos de esta solidaridad y dejamos de contribuir con lo que nos toca, se verán afectados muchos otros niños y niñas. 

    Y con ocasión de  la solidaridad entre nosotros, instamos a aquellos apoderados que tienen la posibilidad de pagar  con normalidad la mensualidad, que lo hagan presente en forma expresa, por cualquier medio, de manera de formar un pozo de dinero que se redistribuya entre las familias que  necesitaran  una mayor ayuda para sortear los efectos de esta pandemia. De ese pozo por supuesto informaremos a toda la comunidad con el ánimo de que sea un proceso transparente. 

    Pensamos que la decisión de traer y mantener a sus hijos en nuestro colegio obedece a la confianza que han puesto ustedes en nosotros. Cada familia seguramente hizo un análisis de las razones por las que ser parte de esta comunidad es beneficioso y productivo para sus hijos e hijas. Basados en información objetiva y subjetiva decidieron por este espacio educativo. Así partimos este año en el que nadie calculaba estar pasando por este trance tan trágico y desconcertante. Hoy sin embargo, enfrentados a esta coyuntura, sólo nos queda unirnos, familia y colegio, para salir victoriosos y más fuertes de este momento amargo. Ya lo hicimos con pocos de ustedes hace 17 años atrás. 

    Nosotros, una vez más reafirmamos nuestro compromiso de entrega por llevar adelante un proyecto responsable, consistente y colaborativo, en el que realmente las personas que vivimos diariamente en él, podamos seguir nutriéndonos de aprendizajes significativos. 

Fraternalmente


 

Luis Catalán Barriga
Gerente General
Corporación Educacional Colegio Centenario de Temuco

 

 

 

 

 

 

Colegio Centenario de Temuco - Todos los derechos reservados